martes, 27 de noviembre de 2012

4.6 Tasa de interés a largo plazo



Un bono o una obligación constituye la promesa de realizar dos acciones: hacer pagos periódicos de intereses y redimir el título a su vencimiento. Los rendimientos de los bonos y obligaciones tienden a aumentar o disminuir con el tiempo. A medida que las tasas de interés suben, los precios de las obligaciones disminuyen; y viceversa: si aquellas bajan, estos aumentarán hasta el punto cercano al precio que una sociedad anónima pueda recurrir al retiro de las obligaciones de la circulación. Una forma de evitar problemas concernientes al riesgo de que las obligaciones sean retiradas anticipadamente, consiste en comprar la que hayan estado en mercado durante varios años. El rendimiento al vencimiento sobre emisiones ya maduras constantemente se ajusta a las tasas vigentes respecto de nuevas emisiones. En cualquier momento determinado, el rendimiento sobre emisiones más viejas será inferior al de las nuevas emisiones, pero esto se compensará en parte por impuestos sobre la renta más bajos que se pagarán sobre las ganancias de capital que representan diferencias entre los precios de compra y redención.





4.5 emisión



El principal emisor de bonos en México es el Gobierno Federal. Entre los más importantes están los siguientes:





o   Bonos de desarrollo del gobierno federal con tasa de interés fija (bonos). Pagan intereses cada 6 meses a una tasa que se fija al Momento de la emisión y, por lo General, el plazo es de 3 y 5 años.

o   Bonos de Desarrollo del  Gobierno Federal (BONDES). Hay dos tipos: con pago de intereses semestral y protección contra la inflación (BONDES 182), y con pago de intereses trimestral (BONDEST).

o   Bonos de Regulación Monetaria del Banco de México (BREMS). Este bono es de reciente creación y lo emite el Banco de México conel objeto de re-- gular la liquidez en el mercado de dinero. Paga intereses cada 28 días. La tasa de interés es variable y El plazo es, por lo general, de tres años.



4.4 COMPRA Y VENTA DE BONOS


El tenedor de un bono u obligación puede transferirlo (venderlo) a otro inversionista, antes de la fecha de su vencimiento. Se dice que la transferencia es con prima, si el valor de compra venta es mayor que el de redención; con descuento, si aquél es menor que éste; a la par, si son iguales. El precio que paga un inversionista interesado en la compra de los títulos se denomina valor de mercado. La operación puede darse al vencimiento de alguno de los cupones, denominada en fechas; o bien, antes del vencimiento del siguiente cupón, pero después del último, llamada entre fechas.

Además del tipo de garantía del título y de las condiciones económicas prevalecientes, el valor de mercado se fija de acuerdo con los siguientes factores:


  •     La tasa de interés nominal.

  •         La tasa de interés deseada por el inversionista, conocida como de rendimiento.

  •        El intervalo de tiempo para el pago de los intereses (cupones).

  •          El valor de redención.

  •         El tiempo que hay desde la fecha de compra hasta la de redención. 



miércoles, 21 de noviembre de 2012



 4.3 VALOR DE UNA OBLIGACIÓN

Bono u obligación, tiene tres elementos esenciales:


  •   Valor nominal: marcado en el documento, constituye el capital que el inversionista inicial proporciona al emisor del título, excepto en el caso en el que el documento se coloca con descuento.

  •      Valor de redención: la cantidad que el emisor del título deberá entregar al tenedor del documento, cuando se venza el plazo estipulado.

  •       Fecha de emisión: aquella en la que el emisor coloca en el mercado de valores sus obligaciones o bonos.

Si bien un bono u obligación tiene una fecha de vencimiento o redención (estipulada claramente en el documento), el emisor puede redimirla antes de dicha fecha. Por supuesto que para poder hacerlo es necesario que el documento contenga una cláusula de redención anticipada. Este mecanismo le permite a la empresa emisora retirar sus títulos en circulación cuando las tasas de interés en el mercado bajan, y sustituirlos por otros que paguen esas tasas de interés reducidas.   




4.2 TIPOS DE BONOS Y OBLIGACIONES




Ø  Bono Canjeable: Se trata del bono que puede ser canjeado por acciones ya existentes. No provoca ni la elevación del capital ni la reducción de las acciones.

Ø  Bono Convertible: Bono que concede a su poseedor la opción de canjearlo por acciones de nueva emisión a un precio prefijado. Ofrece a cambio un cupón (una rentabilidad) inferior al que tendría sin la opción de conversión.

Ø  Bonos de deuda perpetua: Son aquellos que nunca devuelven el principal, (esto es, el nominal del bono, que generalmente coincide con la inversión inicial), sino que pagan intereses (cupones) regularmente de forma indefinida. Son los más sensibles a variaciones en el tipo de interés.

Ø  Bonos de guerra: Se trata de bonos que se utilizan para la financiación de la guerra.

Ø  Letras Hipotecarias: Son instrumentos financieros que pueden ser emitidos por entidades bancarias y financieras, que cuentan con la respectiva autorización, con la finalidad de otorgar créditos de largo plazo para financiar la construcción o adquisición de viviendas, respaldados con la primera hipoteca del bien adquirido.

Ø  Letras de Cambio: Son títulos que contienen una promesa incondicional de pago, mediante la cual el girador se compromete a hacer pagar por un tercero, aceptante, el monto indicado en el documento a la persona a la orden de la cual se emite el mismo, tomador, o de ser el caso al tenedor de la letra al momento de su vencimiento.

Ø  El Pagaré: Constituye una promesa incondicional escrita, hecha de una persona a otra, firmada por el suscriptor, obligándose a pagar a la vista o una fecha fija o determinada, una suma de dinero a la orden o al portador.

Ø  Pagarés a largo plazo: El vencimiento de estos pagarés suele ser de dos a cinco años a partir de la fecha de emisión, con el objetivo de conseguir capital fijo en momentos en que el mercado de valores no presenta un aspecto favorable para la emisión de obligaciones a plazo largo. Suele tener al mismo tiempo la intención de emitir más adelante obligaciones que sustituyan a los pagarés cuando el tipo de interés sea más favorable para valores de mayor duración. Son muy semejantes a las obligaciones excepto por la extensión de su período de vigencia. No suelen tener garantía hipotecaria. El título de la cuenta debe indicar la naturaleza de la emisión. El saldo figura en el Balance General en el Pasivo fijo.

Ø  Hipotecas por pagar: es un pagaré, garantizado por un documento llamado hipoteca, que grava un bien como garantía del préstamo. Las hipotecas se pueden pagar totalmente a su vencimiento, o en abonos efectuados durante el plazo del préstamo. Si la hipoteca se va a pagar totalmente en la fecha de su vencimiento, se presenta en el estado de situación financiera como pasivo a largo plazo. Si se va a pagar en abonos, los pagos inminentes se presentan como pasivo a corto plazo y el resto como pasivo a largo plazo.

Ø  Certificados de Depósito del Banco: Son títulos emitidos en moneda nacional por el Banco Central con fines de regulación monetaria. Es emitido al portador, se puede negociar libremente en el mercado secundario y tiene un plazo de vencimiento que normalmente va de cuatro a doce semanas. Su colocación es mediante subasta pública en la que pueden participar las empresas bancarias, financieras y de seguros, las Administradoras Privadas de Fondos de Pensiones y otras entidades del sistema financiero.

Ø  Certificados de Depósito: Documento negociable que certifica un depósito de dinero en una institución financiera, normalmente a plazo fijo y con una tasa de interés. No puede ser cobrado hasta el vencimiento y es libremente negociable.





BONOS Y OBLIGACIONES

4.1 Concepto de Bonos





Un bono, en sentido financiero, consiste en un título de deuda que puede emitir el  Estado (gobiernos nacionales, provinciales, municipales, etc.), empresas  privadas (industriales, comerciales o de servicios) o Instituciones supranacionales (corporaciones de fomento, bancos regionales). Estas herramientas pueden tener renta de carácter fijo o variable y permiten que el emisor consiga fondos de manera directa del mercado. Dicho en otras palabras, se trata de una obligación financiera que responde a una promesa de pago que se realizará en el futuro y para la cual se presenta un documento en un papel donde se deja plasmado el monto, la cantidad de tiempo de la que dispone el deudor para poder devolver el préstamo y de qué forma será dicha devolución (plazos, tipo de pago, etc.)

Es interesante mencionar que existen diversos tipos de bonos:

  •     Bonos convertibles  (que pueden canjearse por acciones de emisión nueva a un valor ya fijado con anticipación).

  •         Bonos canjeables (posibles de ser cambiados por acciones ya existentes).

  •     Bonos cupón cero (sólo abonan intereses cuando se amortizan). 


  •       Bonos de caja (emitidos por empresas y reembolsables al vencimiento fijado).                                    
  •    Bonos de deuda perpetua (no contemplan la devolución del capital principal, sino que proponen el pago de intereses de manera indefinida).


  •        Bonos basura 
(ofrecen un elevado rendimiento ya que se consideran títulos de alto riesgo).